lunes, 22 de febrero de 2010

EL ODIO, DE LA CIVILIZACION


En la Alemania Nazi, se creía que la misión histórica era introducir a Alemania como centro de Occidente, rescatando al resto de los otros pueblos de lo que ellos denominaban decadencia espiritual. Alemania representaba la potencia espiritual, es decir la civilización, el resto la decadencia, o sea la barbarie, a partir de aquí se abriría el concepto del genocidio como un medio para llegar a todo eso.

Como vemos una filosofía se transforma en ideología cuando niega toda posibilidad de verdad en el diferente. Los nazis creían encarnar las hondas potencias espirituales de Occidente y creían luchar contra la masificación soviética y contra el uso mercantilista de la técnica encarnado por el capitalismo judío. Eran el centro, eran la posibilidad de la redención. De este modo, tenían derecho a todo. Y muy especialmente: a disponer de las vidas de los otros.

En toda violencia late el esquema civilización-barbarie. A veces se mata en nombre de la barbarie. Uno puede matar lo instaurado, por un sistema, cualquiera fuere.

Mientras dicha civilización es entendida como sacralización del Poder. La barbarie se asume como lo distinto, lo nuevo. Lo que transgrede el orden. Quizás de forma reaccionaria, precisamente porque es, porque está consolidado y ha perdido su insolencia histórica.

Es entonces cuando la civilización ejerce la violencia en nombre de valores que se proponen como constructivos, esa construcción implica aniquilamiento del otro. Sarmiento, el genocida civilizador en su libro “El Chacho” dice: "Las 'guerrillas' desde que obran fuera de la protección de gobiernos y ejércitos están fuera de la ley y pueden ser ejecutadas por los jefes en campaña. Los salteadores notorios están fuera de la ley de las naciones y sus cabezas deben ser expuestas en los lugares de sus fechorías".

Ni dudarlo entonces, el odio y la venganza se entrelazan nuevamente dejo de ser el gaucho perseguido, de apoco se fueron convirtiéndose en trabajadores, jóvenes, desocupados o excluidos, "Bárbaros" que siguen siendo perseguidos de una u otra forma, sembrados por el odio de los que creen que la civilización es el centro del mundo, y lo demás no importa.





http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-140783-2010-02-22.html

2 comentarios:

Goliardo dijo...

Che, te leiste "discurso a la nación alemana" de Fichte que andas decifrando el ·espiritu aleman" Bueno, te digo que la materia "historia general" de la UNSAM tiene el ethos del "E`piritu ingles". Cuanto ingles, y canto texto sobre cultura "alienana" del la clase obrera. Nosotros no tenemos el music hall, tenemos el boliche y el vaso de vino, pero siempre acompañada con un cuadro de evita.

OMAR MENDOZA dijo...

jaaaja!! bueno ahi tenes la civilizacion que nos quieren meter en la cabeza. Vamos a estar mejor cuando tomemos mate con torta frita, en vez del te de las 5. Abrazo.