martes, 22 de junio de 2010

BARILOCHE; LA RIO DE JANEIRO DEL SUR



La década del `90 me llevo a  trabajar para los pagos sureños del país, ahí me encontré con un grupo de amigos y en esas charlas informales, por la ciudad turística de Bariloche, me confesaban con mucha pena que nunca habían vivido con un gobierno provincial peronista, es mas si le sumábamos el gobierno nacional de esa época, llegábamos a la conclusión que no sabían lo que era el Peronismo.

Es así la provincia de Rió Negro, cueva de “fachistoides”, ha sido gobernada por una elite corporativista del viejo partido Radical, aquel el de las mañas “Alvearistas” y lo sigue estando. Por eso no me sorprende para nada los hechos aberrantes que suceden en una de las ciudades más grandes poblacionalmente hablando, me refiero a Bariloche, hoy con más o menos 140 mil habitantes.

La podríamos bautizar como la “Rió de Janeiro del Sur” geográficamente su población se divide en dos: los que viven cercanos al lago Nahuel Huapi, comerciantes, empresarios, clase media y turistas, mientras que la otra parte de la población vive en lo que se denomina “el Alto” allí están los trabajadores, los excluidos y los descendientes de mapuches que se dedican al cuidado de animales.

Esta ciudad le dedica mas tiempo a resolver los problemas de los turistas, dejando de lado los problemas sociales en los cuales un gran sector de la población carece, como por ejemplo la llegada del gas por intermedio de tanques para los barrios del alto. Si a esto le sumamos una policía (Comisaría 28) corrupta, donde monopoliza el negocio de la droga, la prostitucion infantil, y el gatillo fácil. Podemos entonces entender el grave desequilibrio social que lleva a desatar el conflicto de estos últimos días que se a cobrado hasta el momento tres victimas, que no llegan a los 30 años, un menor enjuiciado por un “gatillo fácil” en un hecho policial, y dos jóvenes asesinados en una manifestación popular en protesta por el accionar represivo de la policía barilochense.

Lo que hay que destacar en este caso es en primer lugar la falta de políticas sociales, la falta de redistribución equitativa y la sensibilidad social como ejes de estas políticas que carece el gobierno Miguel Saiz, la facilidad de sacarse el problema de encima justificando desde el punto de vista de “la seguridad” justificando la represión de la policía asesina, la cual esta avalada por la miopía de la clase media tilinga, que sigue consumiendo el discurso de los medios, estigmatizando, asociando la pobreza con la delincuencia en vez de discutir como resolverla, y desvirtuando el problema de fondo, que es la necesidad de un cambio de autoridades policiales, dentro de la estructura provincial, dado que en vez de militarizar la fuerza habría que democratizarla.

En síntesis, los años pasan y mientras estén en el gobierno provincial, los mismos dueños del poder, haciendo un feudalismo al servicio de las corporaciones, no se podrá lograr nunca el equilibrio social, en una de las ciudades que ingresa un rico poder económico, queda claro entonces, que mientras existan las mismas políticas ejecutadas por los mismos caciques, el hambre se combatirá con violencia avalada por el Gobernador.

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola omar como anda , bue mira muy buena nota la verdad que tuve la oportunidad de conocer bariloche pero recien , la segunda vez que fui recien me desayune con que existia otro bariloche el del alto el de la pobreza y la fotografia que saacaste con tu escrito es tal cual .
bue ademas como siempre me comunico por politica asi que por favor comunicate con migo lo antes posible mi numero es el de casa 4738-5801 y el cel es 15-3943-5242 carlitos gonzalez

OMAR MENDOZA dijo...

dale te estoy llamando, un abrazo revolucionario